Javier Saviola nos cuenta de las ambas caras de un Clásico